Un intruso es alguien que entra voluntariamente en su propiedad privada sin su permiso. El allanamiento de morada se considera un delito menor según la legislación de California. Sería fácil suponer entonces que un intruso no podría presentar una demanda de responsabilidad civil contra el propietario por las lesiones sufridas. Sin embargo, no siempre es así. Por ley, los propietarios de California deben mantener su propiedad razonablemente segura para cualquiera que entre en ella, incluidos los intrusos.

¿Diferencian las leyes de California sobre responsabilidad de los locales entre intrusos y otras personas que puedan entrar en su propiedad?

Muchos estados designan el deber de diligencia que se debe a una persona en función del motivo por el que acude a la propiedad. En estos estados, las responsabilidades del propietario cambian en función de si la persona que se encuentra en la propiedad es un invitado, un titular de una licencia o un intruso. Sin embargo, las actuales leyes de responsabilidad de los locales de California no hacen estas distinciones. En cambio, las leyes de California se basan únicamente en la negligencia del propietario. Se considera que un propietario es negligente si:

  • No mantienen su propiedad en condiciones razonablemente seguras para cualquier persona que entre en el local.
  • No identificar las condiciones de inseguridad razonablemente detectables y publicar advertencias o solucionar la situación.

¿Cómo deciden los tribunales si una propiedad se ha mantenido en condiciones “razonablemente seguras”?

Para determinar si un propietario en un caso de responsabilidad de las premisas ha sido negligente en el mantenimiento de su propiedad, el tribunal debe considerar varios factores diferentes. La mayoría de los casos dependen de la previsibilidad de la lesión. En otras palabras, ¿debería haber previsto el propietario que alguien, incluso un intruso, podría resultar herido debido a las condiciones inseguras de su propiedad? Algunas de las cuestiones que el tribunal puede tener en cuenta en su decisión son las siguientes:

  • ¿Está el inmueble en un lugar donde es probable que la gente lo visite?
  • ¿Había señales de “prohibido el paso” u otras señales de advertencia?
  • ¿Qué probabilidad había de que la situación de inseguridad causara daños graves?
  • ¿Fue posible evitar que la situación de inseguridad causara lesiones?
  • ¿Conocía el propietario la situación potencialmente perjudicial?
  • ¿Podría una inspección razonable haber descubierto la condición peligrosa?

¿Cuáles son las defensas habituales en los casos de responsabilidad patrimonial?

A pesar de lo frustrante que puede ser enfrentarse a un caso de responsabilidad de un intruso, el propietario dispone de muchas defensas en estos casos. Si el acusado puede demostrar alguna de estas cosas, el tribunal puede fallar a su favor:

  • La situación de inseguridad era obvia y el demandante debería haberla advertido y evitado.
  • La lesión del demandante fue causada por el mal uso negligente de su propiedad.
  • La lesión no fue causada por una condición insegura significativa, sino que fue culpa de un defecto trivial en la propiedad.

Otros argumentos también pueden ser apropiados en función de su situación particular. Debido a que esta área de la ley de California puede llegar a ser rápidamente compleja, se recomienda consultar con un abogado experto en responsabilidad de locales sobre los detalles específicos de su caso. Póngase en contacto con nuestra oficina hoy para programar una consulta gratuita: (949) 749-7402.