En las semanas posteriores a un accidente, es inevitable que reciba una llamada de un perito de seguros que trabaja para el seguro de la otra parte. El trabajo del perito consiste en reunir datos sobre el siniestro, evaluar el caso y ahorrar dinero a la compañía de seguros. Pueden parecer bastante amistosos, pero están intentando recopilar cualquier información que puedan utilizar para minimizar su indemnización. Por esta razón, es crucial saber cómo hablar con los peritos de seguros para evitar cualquier posibilidad de perjudicar su reclamación.

¿Qué debe hacer cuando hable con un perito de seguros?

Aunque tener una llamada telefónica con un perito de seguros puede causar cierta ansiedad, es esencial recordar que usted tiene el control de la conversación. Si cree que le están presionando o se siente incómodo sobre su capacidad para responder correctamente a una pregunta, puede solicitar que se interrumpa la entrevista. Tiene derecho a

decirle al perito que desea continuar la conversación en otro momento después de haber consultado con su abogado.

Aunque debe tener en cuenta que un perito no está de su parte durante estos procedimientos, puede ser beneficioso causar una buena impresión manteniendo la calma y la cortesía. Otras medidas que debes tomar al hablar con un perito son:

  • Recopile el nombre y la información de contacto pertinente del perito de seguros.
  • Infórmeles por adelantado de que no facilitará información detallada mientras dure la investigación del accidente.
  • Toma notas de la conversación, incluidas las preguntas que te han hecho y cómo has respondido.

¿De qué debe evitar hablar?

La estrategia más segura para mantener una conversación con un perito de seguros es ceñirse a lo básico y resistirse a la tentación de dar demasiadas explicaciones. En la medida de lo posible, responda «sí» o «no» a las preguntas. Si no está seguro de una respuesta, siempre puede decir que no lo sabe o que está esperando a tener más información. Entre los temas que deben evitarse figuran:

  • Declaraciones detalladas sobre el accidente: Declare sólo los hechos escuetos sobre dónde y cuándo ocurrió el accidente y quién estuvo implicado.
  • Descripción de sus lesiones: Diga simplemente que está recibiendo tratamiento para sus lesiones sin dar detalles. De este modo se evita quedar encajonado si se descubren más lesiones.
  • Información personal específica: Proporcione únicamente su nombre, dirección, número de teléfono y ocupación.
  • Ofertas de liquidación: El trabajo del ajustador de seguros es conseguir que usted acepte la oferta de liquidación más baja posible. No acepte ninguna oferta sin consultar antes a un abogado.

Nunca dé permiso para que graben su conversación. Las grabaciones pueden tener un peso excesivo como prueba en el juicio, aunque usted se haya expresado mal o sus respuestas se hayan sacado de contexto.

¿Puede un abogado hablar con los peritos de seguros en su nombre?

En muchos casos, las víctimas de accidentes no desean hablar directamente con un perito de seguros. Puede que tenga ansiedad al teléfono, que se sienta incómodo respondiendo a preguntas sobre un accidente complicado o que no tenga capacidad para mantener conversaciones telefónicas mientras se cura. Cualquiera que sea la razón, siempre puede indicar al perito de seguros que se ponga en contacto con su abogado para cualquier otra pregunta que pueda tener. Los abogados especializados en accidentes de tráfico tienen experiencia en tratar con peritos de seguros y se asegurarán de que su reclamación no se vea perjudicada. Si necesita ayuda, no dude en ponerse en contacto con nosotros en el (949) 749-7402 para una consulta inicial gratuita.